Termos

Cuando llevamos café a nuestra escuela, trabajo o algún lado, siempre tenemos que tener cuidado de cómo lo vamos a transportar, porque en ocasiones podemos caer en el problema de derramarlo y causar accidentes, ya sea hacia nosotros o hacia las personas a nuestro alrededor.

Antiguamente solamente podríamos disfrutar del café si estábamos en nuestro hogar  y en una taza, pero gracias a los grandes inventores y distribuidores de café se crearon ideas para que su transportación sea mejor, como lo han sido los recipientes de unicel o los termos.

tazas_cafe_objetivos

Los termos, son un gran invento a mi parecer, un termo es un recipiente  que se puede cerrar manteniendo caliente cualquier bebida que se meta en ella, tal es el caso del café. Pues cuando lo consumimos caliente es mejor a consumirlo frío y por lo tanto tampoco lo derramamos en las personas a nuestro alrededor.

Siempre me he preguntado cómo funciona un termo, pero nunca me atreví a preguntar así que después de hacer una exhaustiva investigación, les pregunte a los señores de las cafeterías cómo funcionaba, y esto fue lo que me explicaron.

Cuando vertemos la bebida en el termo, se aísla al vacío y ese vacío no deja que el calor se escape de manera rápida de la bebida, o en el caso de utilizarlo para transportar cosas frías, no deja que el calor lo haga líquido.

84410_1024_600_1000_100318110442

El termo que ocupamos comúnmente se trata de dos botellas de vidrio, porque es bien sabido que el vidrio mantiene el calor, una dentro de otra separadas por un espacio en el que hay un vacío total, ni aire hay en él, esto es para evitar que el calor pase hace la superficie del termo y nos quememos la mano al sostenerlo.

No quiere decir que siempre lo mantendrá caliente, pero irá haciendo que su calor se vaya disminuyendo con el paso del tiempo alrededor del día, pero sin la necesidad de quemarnos.

Cuando cerramos nuestro termo se hace de manera hermética, esto ayuda a que la temperatura del interior no salga al exterior, pero aún así tiene una pequeña válvula de escape como en todos los procesos de calor, pues si el calor se mantiene a grandes temperaturas puede explotar.

Los termos se empezaron a utilizar para la venta comercial en 1904, se imaginan cómo debieron de haber sido para llegar a los que tenemos hoy en día. La marca de los termos sigue siendo una marca registrada:  Thermos GmbH Thermos, que tiene su origen en la lengua griega.

Tener un termo nos ayuda en todo momento, sobre todo si somos cafeadictos y necesitamos de esta bebida como se necesita del aire para vivir, pero gracias a ellos ya no los derramamos en los automóviles o podemos llevarlo en nuestra mochila si es que vamos en bicicleta.