Tratamientos caseros para el cuidado de la piel con café

Una de las bebidas más populares alrededor del mundo, con la que despertamos todas las mañanas y la que nos acompaña durante las charlas y reuniones, también es un gran aliado para el cuidado de la piel. El café es uno de los principales ingredientes de cremas y tratamientos usados para la estética femenina.

El uso tópico o externo del café se debe a la dosis de cafeína dentro sus tantas propiedades, los granos estimulan la renovación celular. Los beneficios del café para la piel son muchos, desde reafirmar hasta reducir y definir cada parte del cuerpo. Además de reactivar la circulación y aumenta los niveles de las moléculas encargadas de quemar grasas, es uno de los mejores anticelulíticos.

Para eliminar la celulitis, es necesario masajear esas zonas con las sobras del café de los filtros de tu cafetera y un toque de aceite de oliva, haciendo movimientos circulares ascendentes. Tu piel lucirá radiante, hidratada y más estirada. De igual forma es un excelente antiinflamatorio natural, lo cual nos ayuda a reducir la pancita a causa de gases intestinales.

También puedes hacer una mascarilla exfoliante con café y así eliminar las células muertas de cualquier parte del cuerpo. Para este tratamiento sólo requieres; yogurt natural (2 cucharadas), medio limón, azúcar morena y café molido (una cucharada de cada cosa). Haz una mezcla y aplica sobre la piel de 15 a 20 minutos.

De este modo, limpiarás y exfoliarás de forma natural tu rostro y cuerpo, logrando que tu piel luzca más suave, joven e hidratada con estos tratamientos a base de café.