Categorías
Noticias

Pastel de trufa para la cena de navidad

Las épocas navideñas son el pretexto perfecto para sacar a relucir el chef que llevas dentro y demostrarles a todos tus mejores dotes gastronómicos en la cena de navidad. Esto puede ser desde algo sencillo como una ensalada, algún canapé, hasta llevarlo al siguiente nivel con algo perfectamente elaborado.

Los postres son algo esencial en las cenas navideñas, tanto que siempre termina habiendo más de uno en la mesa y todos nos esforzamos por probar absolutamente todos. Aquí en Luxecafe queremos que seas la sensación con toda tu familia y es por eso que te revelaremos el secreto del mejor pastel de trufa que hayas probado en tu vida, toma nota de esta fácil y sencilla receta que, estamos seguros querrás hacer una y otra vez.

Ingredientes

  • 400 g de chocolate semi amargo
  • 1 taza de mantequilla sin sal
  • 8 huevos a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de azúcar
  • 100g de nata
  • 3 cucharadas de whiskey
  • Cremor tártaro
  • Azúcar glass

Preparación

Derrite el chocolate semi amargo a baño maría junto con la mantequilla sin sal. En otro recipiente, bate las 8 yemas junto con el azúcar y la nata, una vez que esté listo, incorpora el chocolate derretido junto con el whiskey a la mezcla. Posteriormente, bate las claras junto con el cremor tártaro a punto de turrón y cuando estén listas, incorpora toda las mezclas en una sola hasta quedar completamente uniforme.

Una vez que está lista la mezcla, prepara el molde con papel aluminio, mantequilla engrasada en la base y harina para poderlo retirar después de su cocción.

Vacía todo en el molde y cocina el pastel por un aproximado de 35 minutos (si es que el horno se calienta 180°), espera que se enfríe un poco y después tendrás que refrigerarlo por una noche entera para que los componentes se unifiquen y tomen un sabor mucho más fuerte al original.

Lo recomendable es servirlo frío y acompañado de algunas hojas de menta y frutos rojos para contrastar los sabores. Puede servirse también con café negro o té de un sabor no tan fuerte con el fin de resaltar las notas semi amargas del chocolate frío.

Categorías
Bebida Noticias

¿Cómo hacer el carajillo perfecto?

El carajillo es el cóctel favorito por excelencia de los amantes de la cafeína pues, la mezcla entre el sabor y textura del café con la fuerza del sabor del licor, lo convierten en la bebida perfecta para degustar después de una deliciosa comida. Muchos restaurantes y aficionados lo preparan de diferentes maneras, pero aquí te compartiremos nuestra receta para que sorprendas a todos tus amigos siendo el mejor en preparar carajillos. La receta, aunque es bastante sencilla, es totalmente funcional y sale fuera de todos los carajillos convencionales, así que, cuando quieras impresionar a alguien no dudes en sacar la receta secreta.

Ingredientes:

  • Licor del 43.
  • Granos de café
  • Corteza de naranja
  • Un shot de expreso
  • Azúcar moreno
  • Encendedor
  • Shaker o mezclador
  • Hielos

Proceso:

En el mezclador coloca algunos granos de café y la corteza de naranja, flamea con una cuchara el licor del 43 (3 partes de café por una de brandy) y añádelo al mezclador junto con hielos al gusto. Posteriormente, mezcla durante 2 minutos o hasta que sientas que todos los ingredientes están fríos y bien mezclados; en el vaso sirve el shot de expreso e inmediatamente la mezcla preparada para crear algo uniforme de color café oscuro.

 

¿De dónde viene el carajillo? 

El carajillo es perfecto como digestivo después de la comida y como un acompañante perfecto para la sobremesa. Una gran ventaja es que, al ser una bebida que no es muy fuerte pero tampoco muy dulce, puede degustarse por diferentes personas. Hay consumidores que lo llevan al siguiente nivel y lo convierten en frappé, pastel, helado y más, para que así las personas que no son fanáticas de la bebida como tal, puedan disfrutar de su sabor en presentaciones diferentes. 

Se dice que el origen del carajillo data de aquellas épocas en las que Cuba era provincia española y los soldados mezclaban café con licor para “agarrar valor”. A pesar de originarse de España, el carajillo cuenta con diferentes variables alrededor del mundo como el reventat o valenciano, también de España e incluso estas mismas variantes incluyen ingredientes diferentes como Baileys en vez de licor del 43 o o whiskey, similar al café irlandés.