Categorías
Bebida Noticias

¿Cómo hacer el carajillo perfecto?

El carajillo es el cóctel favorito por excelencia de los amantes de la cafeína pues, la mezcla entre el sabor y textura del café con la fuerza del sabor del licor, lo convierten en la bebida perfecta para degustar después de una deliciosa comida. Muchos restaurantes y aficionados lo preparan de diferentes maneras, pero aquí te compartiremos nuestra receta para que sorprendas a todos tus amigos siendo el mejor en preparar carajillos. La receta, aunque es bastante sencilla, es totalmente funcional y sale fuera de todos los carajillos convencionales, así que, cuando quieras impresionar a alguien no dudes en sacar la receta secreta.

Ingredientes:

  • Licor del 43.
  • Granos de café
  • Corteza de naranja
  • Un shot de expreso
  • Azúcar moreno
  • Encendedor
  • Shaker o mezclador
  • Hielos

Proceso:

En el mezclador coloca algunos granos de café y la corteza de naranja, flamea con una cuchara el licor del 43 (3 partes de café por una de brandy) y añádelo al mezclador junto con hielos al gusto. Posteriormente, mezcla durante 2 minutos o hasta que sientas que todos los ingredientes están fríos y bien mezclados; en el vaso sirve el shot de expreso e inmediatamente la mezcla preparada para crear algo uniforme de color café oscuro.

 

¿De dónde viene el carajillo? 

El carajillo es perfecto como digestivo después de la comida y como un acompañante perfecto para la sobremesa. Una gran ventaja es que, al ser una bebida que no es muy fuerte pero tampoco muy dulce, puede degustarse por diferentes personas. Hay consumidores que lo llevan al siguiente nivel y lo convierten en frappé, pastel, helado y más, para que así las personas que no son fanáticas de la bebida como tal, puedan disfrutar de su sabor en presentaciones diferentes. 

Se dice que el origen del carajillo data de aquellas épocas en las que Cuba era provincia española y los soldados mezclaban café con licor para “agarrar valor”. A pesar de originarse de España, el carajillo cuenta con diferentes variables alrededor del mundo como el reventat o valenciano, también de España e incluso estas mismas variantes incluyen ingredientes diferentes como Baileys en vez de licor del 43 o o whiskey, similar al café irlandés.