Categorías
Aditamentos

¿Cómo saber qué tipo de cafetera o máquina de café comprar?

Hay muchas personas a las que nos gusta el café, otras apenas y lo toleramos, pero hay quienes son amantes de esta bebida. Imaginemos un día lluvioso, frío, en donde tenemos poca energía y debemos iniciar el día de la mejor manera, para eso necesitamos un rico café. Es muy sencillo ir a alguna tienda de autoservicio para comprar uno o simplemente prepararlo en casa con café soluble, pero llegará el momento en que ésto ya no nos llame la atención y optemos por probar cosas nuevas o sabores más elegantes.

Para eso necesitamos escoger entre una infinidad de cafeteras, y seleccionar la mejor máquina puede ser una de las decisiones más difíciles y complicadas, por ello, en este blog traemos una guía que puede ayudarte a elegir una buena máquina de café.

1.- Cafeteras de filtro o goteo

Son perfectas para quienes empiezan a tomarle gusto al café sin necesidad de tardar mucho tiempo en su preparación. Una de las ventajas de este tipo de máquinas es que incluye el calentador de agua, sin necesidad de hervirla primero, además la mantendrá caliente gracias a la placa incorporada. El funcionamiento es muy sencillo, solo se debe verter el agua en el tanque integrado a fin de que ésta se calienta al momento de encenderla, una vez caliente el agua, gotea y pasa a través de un filtro relleno de café molido. Al final, el café filtrado sale hacia la “olla” y estará listo para tomarse.

 

2.- Máquinas de café espresso

Son ideales para paladares que prefieren un café más fuerte e intenso. El funcionamiento es muy similar a una cafetera de filtro, con la diferencia de que en éstas el café se “apisona” de acuerdo a la intensidad. El agua se calentará a una temperatura de 90° C (temperatura óptima para que el café no se amargue). Una de sus ventajas es que, aparte de hacer café espresso, permite preparar capuchinos, café con leche, mocha, macchiato, americano, etc.

 

3.- Máquinas de café de cápsulas

La diferencia con estas cápsulas radica en que en vez de usar café molido, se usan cápsulas pre-envasadas de café sellado, éstas se perforan cuando se ingresan en la máquina y el agua caliente se va sirviendo produciendo la bebida. Son muy prácticas y ofrecen una gran variedad de cafés.