Categorías
Grano

Diferencias entre el café tradicional y el café gourmet

El café se ha convertido en una de las bebidas que más disfrutamos, ya sea para llenarnos de energía en el día a día o simplemente como acompañamiento en una buena plática. Estos usos se han transformado gracias al gran consumo alrededor del mundo, motivado principalmente por el ancestral gusto por esta bebida pero también debido a las estrategias de distintas marcas cafeteras para impulsar su popularidad como una de las mejores alternativas de comercialización. 

Por ello, hoy en día podemos encontrar una gran oferta de café, que va desde múltiples presentaciones y formas de preparación hasta innumerables sabores, cosechados con distintas cualidades y a muy variados precios. A medida que se ha expandido su uso, los consumidores se han hecho cada vez más conocedores y exigentes, por lo que se empezó a distinguir entre toda la oferta de granos, por ejemplo, entre el café tradicional y el café gourmet. 

Los pobladores de la colonia novohispana fueron los que comenzaron a preparar la bebida tradicional como hoy la conocemos, a partir de una mezcla de los granos molidos con una base de agua a punto de hervor previamente endulzada con piloncillo y canela, servida en pocillos de barro. Sin embargo, esta infusión tiene su antecedente histórico prehispánico, pues en la cultura mexica, el emperador Moctezuma y los pobladores teotihuacanos acostumbraban beber en ollas de barro su típica preparación a base de cacao en agua con miel, canela y chile. La cosecha de esta semilla es muy similar a la del frijol o maíz.

Mientras que el café gourmet es llamado así por su calidad y características de cultivo, procesado cuidadosamente para obtener únicamente los granos de cerezos rojos y maduros. Estas semillas son procesadas con agua y secadas al sol para poder tostarse. El tueste debe ser puntual, ya que es muy importante que no exista sobre tueste porque el sabor tiende a amargarse con la temperatura y éste ocultará el característico sabor de este tipo de café, que es por el que los cafeinómanos valoran este proceso.

 Sin duda, hay café para todos los gustos. ¿A ti cuál se te antoja más?